Prensa

Périodico Los Tiempos

Périodico Los Tiempos

Jose Miguel Bayro Corrochano es sin duda uno de los artistas bolivianos cuya obra ha alcanzado éxito en el exterior.

Arquitecto de la Universidad Autónoma de México (D.F) y con una maestría en Arte, Bayro se dedica a la pintura hace más de 20 años.

Su obra desarrollada principalmente en Puebla, donde reside, ha tenido mucha acogida del coleccionismo mexicano y a lo largo de su carrera a expuesto en museos muy importantes tanto aztecas como de otros en Europa.

Grabados de Bayro, por ejemplo, pertenecen al acervo del Primer Museo de Grabado de Marbella, España, el más grande en su género, y se exponen junto a obras de pintores de la talla del inglés Bacon, entre otros.

Un Arcángel Arcabucero, que estuvo expuesto en el Museo Nacional de Arte en la Paz y en la Embajada de Bolivia en Francia, se expuso también en el Museo de Arte Contemporáneo de París, en Luxemburgo y en Londres.

Convencido de que en el arte no existen parámetros, Bayro asegura que el pintor no tiene que regirse por lo que dice la crítica.

“Un artista debe seguir pese a lo que pese”, dice.

Nacido en Cochabamba, viene de una familia de origen peruano y, pese al gran éxito con el que desarrolla su trabajo fuera de Bolivia, Bayro regresa de visita todos los años, para llenarse de fuerza y seguir produciendo y creciendo en su carrera, que él considera ha llegado a una nueva etapa.

Sobre este y otros temas conversó con ¡OH! En el pequeño y acogedor taller de El Ático, espacio en Cochabamba Bolivia donde se muestra su obra.


Périodico Los Tiempos